miércoles, 17 de septiembre de 2014

Algunas apreciaciones sobre "El Sacudón" del Presidente Nicolás Maduro (II)

Habíamos señalado cerrando nuestra primera entrega de este trabajo, que nuestra evaluación y apreciaciones las haríamos por áreas, por vicepresidencias y por los diferentes ministerios de las carteras que la componen, pero esto no lo podemos hacer sin las revoluciones que planteo el Presidente Maduro y otro conjunto de medidas que hay que ubicarlas en su justo contexto.


Lo primero que señalo el Presidente Nicolás Maduro y enuncio fueron las cinco grandes revoluciones desde el pasado  2 de septiembre de 2014 y hasta el año 2019, que es bueno que las refresquemos un poco:

  1. La revolución económica-productiva para llegar a la Venezuela potencia: "la revolución productiva, diversificadora".
  2. La revolución del conocimiento, de la ciencia, de la cultura, la revolución tecnológica. Llamó a hacerla "con un perfil propio, venezolano".
  3. La revolución de las Misiones Socialistas: indicó haberle dado rango ministerial a varias misiones.
  4. La revolución política del Estado. "Después de estudiar los elementos y escuchar tantas opiniones, se trata de construir el nuevo Estado, un estado democrático real, de justicia, social, de derecho" sobre los restos del Estado burgués.
  5. La revolución de la Construcción del Socialismo en lo Territorial, "que implica la reorganización de los servicios y la consolidación del modelo comunal, que asumamos entre todos el nuevo modelo ecosocialista".

Si tomamos en cuenta que la primera Revolución es la económica, para sustituir nuestro modelo que es capitalista, y además basado en el rentismo petrolero para trascenderlo a un modelo productivo socialista tendente a la satisfacción de las necesidades de nuestro pueblo, entonces debemos diversificar nuestra economía.

Pero no solamente eso, sino que en el marco de los ajustes que realizó el Presidente Maduro en su gabinete Ejecutivo, inició por lo concerniente a la Vicepresidencia de Economía y Finanzas, la cual se le da al compañero Marco Torres, quien es ratificado como Ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública. Sustituye este compañero a Rafael Ramírez al frente de esta Vicepresidencia, y esto, si bien no cambio al Ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, pero la batuta de la política económica si, ya que Ramírez propugnaba medidas tales como: 1) aumento del precio de la gasolina; 2)flexibilización de los controles de precios; 3) consolidación del Fonden y los Fondos Chinos en las reservas del Banco Central; 4) convergencia del sistema múltiple de tasas cambiarias, 5) ajustes complementarios en lo fiscal y monetario.

La JP Morgan en su informe concerniente a los anuncios realizados por el Presidente Maduro ha recomendado a los inversionistas "ver y esperar" pero no "tirar la toalla" y que los bonos venezolanos seguirán siendo una buena apuesta.

También creen que Ramírez perdió la batalla pero no la guerra y que su salida fue inoportuna. Ramírez es el mejor preparado para una economía en crisis y sus relaciones con el mundo petrolero son las más convenientes en este momento.

Jaua en cambio es un radical comunista que no logrará inyectar su ideología a los pobres que aspiran otras formas de avanzar.

Los otros movimientos obligan a unas propuestas económicas más realista dijo William Mits profesor de economía de Columbia, la más prestigiosa universidad. La designación de Marco Torres en Finanzas obligará a no desprenderse de las propuestas de Ramírez y a conformar un equipo conciliador.

Torres ha demostrado que puede buscar alianzas con todos los sectores de la economía. Si no lo hace se está comprando un inconveniente fracaso.

El nuevo equipo probablemente se inclina más a lo pragmático que a lo ideológico, pero la presión sobre los bonos continuará en la medida que los mercados equiparen la salida de Ramírez con la falta de voluntad para llevar a cabo difíciles pero necesarios ajustes económicos.

Dicho esto, el ministro de Finanzas Marco Torres podría tener una ventana de oportunidad para "resetear" el tono en un contexto en el que los mercados extreman a la baja sus expectativas.

Marco Torres tiene el chance de "resetear" las expectativas de los mercados. Se ha manifestado un tanto activo en sus relaciones con el sector privado interno, pero es relativamente desconocido en los mercados internacionales. No es visto como particularmente ideológico, incluso con el potencial de respaldar algunos aspectos de la agenda de Ramírez, aunque no en la medida que ello pueda perturbar los intereses establecidos.

Maduro sugirió que entre los primeros anuncios del ministro Torres estaría la consolidación de los fondos para-presupuestarios (Fonden y Fondos Chinos), en una cuenta estratégica en el BCV. Ello sería bienvenido como un gesto de transparencia, especialmente si se trata de cantidades en el orden de 10 millardos de dólares, aunque tal monto no cambie el cuadro de la situación.

Se podrían esperar algunas señales, si no anuncios formales, en el frente cambiario por parte del ministro Torres, en los próximos días o semanas. La plena convergencia o unificación del régimen cambiario es improbable, y la eliminación del control de cambios nunca ha estado sobre el tapete. Pero la simplificación del sistema cambiario de tres a dos tasas oficiales, es probable, y tal devaluación de facto podría suministrarle algo de oxigeno a las finanzas públicas y las de Pdvsa, dependiendo de la magnitud de la movida.

Al tiempo que no cuestionamos la voluntad de pago del ministro Torres, los mercados estarán muy pendientes de sus estrategias para el manejo de la deuda. Hasta el momento no está claro si Marco Torres está conceptualmente de acuerdo con la necesidad de ajustes fiscales y monetarios para estabilizar las expectativas de mayor plazo.

Sería una novedad que ahora existieran dos puntos de referencia en la política energética. Eulogio del Pino y Asdrúbal Chávez venían siendo los segundos de Ramírez, y será interesante apreciar si se mantienen en una misma posición. Las credenciales técnicas de Del Pino son buenas, en el contexto de la crítica situación gerencial de Pdvsa, y es visto como la persona de confianza de Ramírez, para bien o para mal. Pero habrá dudas importantes sobre sus habilidades políticas para confrontar los intereses establecidos que impiden a Pdvsa el dedicar suficientes recursos al incremento de la producción. Gracias en parte a su apellido, Asdrúbal Chávez puede tener una influencia política estimable, pero sus prioridades no se conocen todavía. Aparte de la capacidad del dúo para manejar los desafíos operativos de Pdvsa, los mercados se enfocarán en el tema de la posible venta de Citgo, así como las estrategias relacionadas con los arbitrajes. Por ahora, la indicación imperante es que se mantendrá el estatus quo.

El Ministerio del Poder Popular para el Comercio es asumido por la Dra. Isabel Delgado, quien entre el 2006 y 2012 encabezó negociaciones  especializadas en ALADI y MERCOSUR. No tenemos referencias políticas de Delgado, así que acá estimamos el mantenimiento del statu quo señalado en el párrafo anterior.

En el Ministerio de Industrias se ratifica a José David Cabello, es decir, el ala militar continuará manejando esta área estratégica de nuestro país.

El Ministerio de Turismo se ratifica a Andrés Izarra, lo cual no implica mayores cambios.

En el Ministerio del Poder Popular para el Transporte Acuático y Aéreo, asume el Mayor General Giuseppe Yoffreda, también presidente de Hidroven. Aquí se espera solventar la estrategia de boicot aéreo contra nuestra patria y de las aerolíneas a lo interno del país.


Para nuestro próximo artículo, le entraremos con la Vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Agroalimentaria, enmarcados en esta primera revolución de lo económico productivo.



¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!


Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).