martes, 20 de enero de 2015

Aquí lo importante no es obtener un cargo sino hacer de irreversible la Revolución.

Titulo mi artículo de hoy, con una frase que inmortalizo a nuestro diputado mártir, Robert Serra que encierra una verdad del tamaño de un templo. Sin duda, dentro de nuestro proceso, y como el principal objetivo histórico del Plan de la Patria en su sexenio 2013-2019 que no es más que defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia nacional, requiere de los mejores cuadros, hombres y mujeres, revolucionarios en posiciones claves dentro del Gobierno y del Estado, y esos mejores cuadros son los que tengan la mayor capacidad de desprendimiento y entrega.


En estos días de inicio de año, sostuve una conversación con un buen amigo, un hermano de esos que te da la vida. Nos estábamos refiriendo a mi querida Guayana, y a propósito del año electoral. Me informaba el referido camarada que el "chavismo" en Guayana ya anda movilizado en cuestiones candidaturales, donde proliferan las candidaturas de todo tipo, y que muchas de esas candidaturas son irresponsables y folklóricas, hay por bojote y candidatos de todos los colores, pero, sin la suficiente calidad revolucionaria, desde nuestra óptica.

Como preludio a las elecciones parlamentarias de este año 2015, las cuales aún no han sido convocadas, tendremos un primer termómetro para observar cómo están los ánimos, con la elección de la directiva de nuestro parlamento nacional por este año 2015, último de este período legislativo de esta tercera Asamblea Nacional electa bajo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Pienso que la propuesta revolucionaria, y de acuerdo a la evaluación política realizada, debería ser la ratificación en su totalidad de Diosdado Cabello como Presidente, Darío Vivas como Primer Vicepresidente y Blanca Eekhout como Segunda Vicepresidenta del Parlamento, con Fidel Vásquez como Secretario, en una muestra de unidad y de cohesión monolítica de las fuerzas patriotas no sólo dentro del Parlamento, sino de la Revolución Bolivariana como un todo. La derecha el día de mañana, además de no presentar ninguna propuesta, empezará a lanzar discursos, en aras del proselitismo político y electoral que caracterizarán buena parte de este año, así que no nos extrañemos de lo que ocurra a partir del día de mañana en  la Asamblea Nacional.

Pero también será muy importante los primeros acontecimientos que signarán este mes de enero, con la renovación de la directiva nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para más o menos el 28 de enero de 2014, o la fecha posterior más cercana, además de la conformación de los diferentes equipos estadales, municipales y parroquiales.

Esto es así, en cumplimiento de una de las decisiones del III Congreso Nacional del Psuv, que se realizó desde el 26 hasta el 31 de julio, y que fue aprobar el cronograma de ejecución para llevar a cabo todas las acciones necesarias que permitan, en el lapso de seis meses, desde el 31 de julio de 2014 hasta el 28 de enero de 2015, la reorganización, renovación y legitimación de los órganos de dirección del Partido Socialista Unido de Venezuela, utilizando la metodología de abajo hacia arriba, desde las Ubch hasta la Dirección Política Nacional.

El proceso de renovación del partido comenzó el 23 de noviembre con la elección de los 3 mil 988 jefes de Círculos de Lucha. Posteriormente, el 29 y 30 del mismo mes, los militantes del Psuv seleccionaron a los 13 mil 682 jefes de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (Ubch). Luego votaron por los 136 mil 820 jefes sectoriales en todo el país.

También el día de mañana, tendremos nuestra primera batalla internacional, ya que nuestro país, Venezuela, participará en su primera reunión en el Consejo de Seguridad, del cual es miembro no permanente, y que permanecerá en dicha posición durante dos años. El mensaje de paz, de un mundo multipolar, el mensaje de Chávez, a partir de mañana, se sentirá en un espacio que de acuerdo a las normas de Naciones Unidas, tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y seguridad internacionales, ambas, lamentablemente violadas y pateadas por el Gobierno de los Estados Unidos y sus aliados. La batalla en ese escenario se tornará muy interesante.

Pero volviendo al tema y al debate que nos ocupa, de la candidaturitis que proliferan no solo en Guayana, sino en muchas partes de nuestra geografía nacional, nuestro debate, uno de sus temas debe ser la transparencia revolucionaria. Sin duda, vamos a observar por estos días, precandidatos y precandidatas "socialistas" en una posición de ventajismo económico, porque contarán con el apoyo de las maquinarias que manejan gobernadores, alcaldes y el poder constituido, en intentos de secuestro de la auténtica y genuina voluntad popular. Debemos tener cuidado de convertir los procesos internos de nuestro Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en actos de discriminación política.

Y señalo responsablemente esto, porque aún observamos, a raíz de las últimas elecciones a delegados en nuestro partido, muchos de estos candidatos y candidatas tenían acceso a una serie de recursos, sin tener mucha presencia en las parroquias, en las comunidades, pero, gracias a esos recursos, a su utilización, le permitió ser electo delegado o delegada, quitándole la oportunidad a los líderes genuinos, a los que si están permanentemente en contacto directo.

Muchas veces nuestros comicios internos dentro de nuestra organización política están signados por los "paracaidistas". Por aquellos que raras veces se ven en el trabajo con las comunidades y el Poder Popular, pero basta que llegue cualquier elección para verlos allí, manejando grandes recursos, a aquellos que no han tenido una regularidad y una continuidad en dicho trabajo. Esto es parte de los riesgos que debemos afrontar en nuestra democracia, regida aún en buena medida por las leyes y lógicas burguesas.

Pero lo peor de todo esto no es que esto ocurra, o que las maquinarias del Poder Constituido, del Poder del Estado arrasen con los genuinos liderazgos de las comunidades, sino que dirigentes de esas mismas comunidades, dirigentes de base acepten tal situación y se olviden de su trayectoria política y combativa dentro de las comunidades donde hacen vida, lo que constituye un desarraigamiento en lo personal que actúa a lo interno y que conlleva a quitarse esa oportunidad de optar, y en el que no se comprende que ellos son los que tienen los votos (puesto que son los que conforman la maquinaria y la mueven dentro de la comunidad), porque tal actitud actúa y tiene una respuesta milenaria, producto de la colonización de la memoria que actúa como un boomerang y que no permite que estos dirigentes asuman su papel histórico, porque no comprendieron ni comprenden que asumir tal posición, implica un debate con el yo exterior y con lo interno, porque influyen los problemas provenientes del proceso de aprendizaje en el hogar o en la escuela, los cuales se manifiestan en la edad adulta, lo cual incide en las personas y hace que tengan una estima muy baja y no puedan apreciar la realidad de manera adecuada.

Por lo tanto, estoy completamente convencido que debemos sincerar la democracia y nuestra democratización interna dentro de nuestras comunidades y dentro de nuestras organizaciones políticas revolucionarias, porque ya esta bueno que los verdaderos liderazgos populares, los genuinos liderazgos comunitarios sigan siendo dejados de lado, que sigan haciéndose presente la situación de los "paracaidistas", de los que se aparecen de repente en las barriadas, en las veredas, en las comunidades, pero eso sí, manejan muchos recursos para "comprar" la voluntad de la gente. Y que muchas veces, seamos tan "baratos", que nuestra lealtad cueste una harina precocida, un aceite, o una determinada ayuda a cambio de ciertos y determinados favores, que de alguna manera coartan la participación y protagonismo de nuestra gente, constituyéndose en un elemento desmoralizador y desmovilizador, que en estos momentos sería demoledor.

Debemos desarrollar en esta oportunidad las posturas que contribuyan a acrecentar la solidaridad, la unidad y el compañerismo entre nosotros en vez de aquellas posturas que promueven fracturas y fisuras. Ojalá que en nuestros próximos comicios internos no se sigan dando de manera desigual y en donde algunos candidatos y candidatas tienen muchos recursos y el apoyo de las instituciones públicas en donde trabajan,  en detrimento de otros candidatos y candidatas que no cuentan con los mismos respaldos.

Como hijo y surgido de medios comunitarios y alternativos, escritos, impresos y digitales, pienso que hay que darles un apoyo más decidido y sostenido. Estas herramientas deben asumir el rol de convertirse en un sistema educativo que no solo se dedique a transmitir el conocimiento, la ciencia, los valores, la solidaridad, la productividad e identidad psino también transformar la realidad versus los medios comerciales y privados que se dedican a repetir las torpezas, miserias y agreden a sus usuarios y usuarias, con sus interrupciones maniáticas, la cuña machacona, la saturación de la pantalla; así como la propagación de calumnias en contra de nuestra Revolución; dándole relevancia a figuras irrelevantes. Algunos han creído verdaderamente que la figuración mediática sustituye al trabajo político.

En fin, debemos revisarnos y reflexionar muchas cosas para el rescate de la moral y la unidad genuina, la solidaridad. Combatir de manera decidida y sin complejos el clientelismo, el parcelismo, el sectarismo, las conductas racistas, discriminadoras y xenófobas contra los dirigentes naturales (a los que se conoce como los "buscavotos"), mientras, muchos dirigentes inórganicos públicos se aparecen cuando se inaugura alguna obra o en cualquier evento para incentivar el fraccionamiento y venir con el cuento de que ellos si tienen el apoyo y son mayoría.

A tres meses del asesinato de Robert Serra, y a riesgo que la plegaria de Sor María del Pilar no sé que se cumpla de "desaparecer" a los que creemos en las ideas y en el proyecto de Hugo Chávez, no nos olvidemos, como lo dijo Robert, que aquí más que estar en juego un cargo, lo que está en juego es el de hacer la Revolución Bolivariana irreversible.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!


*Abogado,Activista por los Derechos Humanos,Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC). http:// juanmartorano.blogspot. com /http://juanmartorano. wordpre ss.com/ .jmartoranoster@g mail .com ,j_martorano@hotmail.com ,juan _ martoranocastillo@yahoo. com. ar . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter).