viernes, 10 de octubre de 2014

Reforma de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo o nueva Ley Antiterrorista?

Ante las nuevas agresiones que empieza a sufrir la República Bolivariana de Venezuela, a propósito del asesinato del diputado Robert Serra y de su compañera María Herrera, de las situaciones irregulares que han venido suscitándose en Quinta Crespo y Chacao, además de que un grupo criminal quemó una unidad militar en San Antonio del Táchira. Además de ello, Un ex militar golpista difundió un video, desde EEUU, solicitando que militarmente se intervenga la Asamblea Nacional, para destituir a Nicolás Maduro. La coalición golpista, autodenominada Mesa de la Unidad Democrática, convocó a una serie de reuniones conspirativas, para este sábado. La MUD activará una jornada de ataques el 18 de octubre.Gregory Sanabria Tarazona, extremista conocido como alias "Colombia", fue trasladado a Caracas, tras su captura en San Cristóbal. Sanabria está vinculado con los hechos terroristas que azotaron a la capital tachirense, entre febrero y junio.


Desde la Base Militar Lesley McNair, en Washington, John Kelly, Jefe del Comando Sur de EEUU, sugirió que los venezolanos necesitaban otro gobierno. El Comando Sur es el brazo ejecutor de todas las operaciones militares gringas en Centroamérica, el Caribe y Suramérica. Los centros de poder, de la actual arquitectura mundial conservadora, solicitaron la liberación del terrorista Leopoldo López. Se elevan el número de operaciones psicológicas, a través de las redes sociales. El objetivo es aumentar, aún mucho más, la histeria colectiva de los venezolanos y las venezolanas. Esa es la coyuntura que tenemos, y  se han constituido en poderosas razones para escribir las siguientes líneas para realizar un conjunto de consideraciones y realizar una serie de aportes.

De acuerdo a lo previsto en el artículo 326 de nuestra Constitución, la Seguridad de la Nación se fundamenta en la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil, para dar cumplimiento a los principios de independencia, democracia, igualdad, paz, libertad, justicia, solidaridad, promoción y conservación ambiental y afirmación de los derechos humanos, así como en la satisfacción progresiva de las necesidades individuales y colectivas de los venezolanos y venezolanas, sobre las bases de un desarrollo sustentable y productivo de plena cobertura para la comunidad nacional. El principio de corresponsabilidad se ejerce sobre los ámbitos económico, social, político, cultural, geográfico, ambiental y militar.

Concatenado con esta disposición constitucional, el artículo 2 de la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación, en su artículo 2 establece que nuestra seguridad nacional debe estar fundamentada en el desarrollo integral, y es la condición , estado o situación que garantiza el goce y ejercicio de nuestros derechos y garantías en los ámbitos económico, social, político, cultural, geográfico, ambiental y militar de los principios y valores constitucionales por parte de la población, las instituciones y cada una de las personas que conforman el Estado y la sociedad, con proyección generacional, dentro de un sistema democrático, participativo y protagónico, libre de amenazas a su sobrevivencia, su soberanía y a la integridad de su territorio y demás espacios geográficos.

Debemos entender la defensa integral de nuestra Nación, de acuerdo al artículo 3 de esta misma ley, como el conjunto de sistemas, métodos, medidas y acciones de defensa, cualesquiera sean su naturaleza e intensidad, que en forma activa formule, coordine y ejecute el Estado con la participación de las instituciones públicas y privadas , y las personas naturales y jurídicas, nacionales o extranjeras, con el objeto de salvaguardar la independencia, la libertad, la democracia , la soberanía, la integridad territorial y el desarrollo integral de la nación.

También debemos definir el terrorismo como el uso sistemático del terror, a los fines de coaccionar sociedades o gobiernos, utilizando una amplia gama de organizaciones políticas en la promoción de sus objetivos, tanto por partidos políticos nacionalistas y no nacionalistas, de izquierda o de derecho, así como también por corporaciones, grupos religiosos, racistas, colonialistas, independentistas, revolucionarios , conservadores y gobiernos en el poder.

Teniendo claro estos conceptos, que considero a manera introductoria formular, es importante señalar que nuestra Revolución, nuestro Estado, están bajo ataque, y que debemos tener claros, los ataques que desde la óptica y escenarios de la derecha, hacen basados en los elementos constitucionales de la seguridad de nuestra Nación:

En cuanto al elemento cultural, se basan en la imposición de valores antioccidentales (religiosos y sociales).

En cuanto al elemento Social, buscan un estallido Social producto del desgaste y la incapacidad de la burocracia para procesar demandas sociales, además de la manipulación del factor emocional y psicológica de nuestro pueblo.

En el ámbito ambiental, además de la tala e incendio de árboles durante las guarimbas y “La Salida” de febrero a junio de 2014, buscan acusar a Venezuela de explotación irracional de materias primas (petróleo, gas, entre otros), opositor al biocombustible y vinculaciones con el narcotráfico.

En el ámbito geográfico, reciclan de cuando en cuando las acusaciones de “Expansión del Proyecto Bolivariano como zona de aliviadero de la guerrilla colombiana y actividades delictuales con fines económicos”.

En cuanto al ámbito político, vemos acusaciones de Acusaciones de autoritarismo e ilegitimidad.

“Maduro gobierna en contra de la voluntad de la gente”.Uso del petróleo como arma política y de tratar de propiciar crisis políticas sobrevenidas utilizando los mecanismos de participación popular.

En el ámbito militar, buscan el quiebre de la autoridad y fractura en la FANB. Además de la Fractura en la unidad cívico-militar.

En el ámbito económico, a través de la guerra económica buscan que la  Inflación sea ingobernable. Agudizar los problemas de Desabastecimiento que debilite nuestra seguridad agroalimentaria. Acaparamiento y especulación que colapse a la SUNDEE y de que el Gasto Público sea verdaderamente Insuficiente frente a demandas sociales crecientes.

Y en el ámbito de la ciencia y la tecnología, tratan de satanizarnos y de tildarnos como amenaza a la seguridad hemisférica debido a nuestra asociación con naciones como Irán, Siria, etc.

Si a eso agregamos que el Gobierno Bolivariano, primero con Hugo Chávez y ahora con Nicolás Maduro, ha empezado a obtener los primeros resultados positivos en cuanto al descenso en las cifras de criminalidad tradicional en nuestro país, además de la implementación de un Plan Nacional para el Desarme, y de contar por primera vez en nuestra historia, de un Fondo Nacional para el Desarme, ahora, estamos empezando a notar una especie de migración de delitos, es decir, descienden la cifra en unos, pero aumenta en otros, e incluso surgen nuevas formas delictuales, no acostumbradas en nuestra sociedad.

Es por ello, que al inicio de la coyuntura referida con “La Salida” planteada por Leopoldo López; María Machado, Henrique Capriles Radonski, Antonio Ledezma y compañía. Algunos han propuesto una nueva ley contra el terrorismo, y al respecto, me voy a permitir realizar algunas consideraciones.

En fecha 30 de abril de 2012, fué publicada en la Gaceta Oficial N 39.912, una nueva Ley Orgánica contra la delincuencia organizada y financiamiento al terrorismo (LOCDOFT), que derogó a la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada de fecha 26 de octubre de 2005.

La LOCDOFT contempla múltiples sanciones que extienden a la responsabilidad de las personas naturales y jurídicas, con lo cual se amplio el margen de hechos y circunstancias que hacen punibles determinadas actividades o transacciones que, generalmente efectúan las Sociedades Mercantiles en cualquiera de sus especies.

Es decir, con la ley contra la delincuencia organizada derogada, consideraba delincuencia organizada a la acción u omisión de 3 o más personas para cometer un delito; en la nueva ley, se agrega la posibilidad de que un sujeto actuando en su carácter de gerente, sub gerente, director o encargado de personas jurídicas, también pueden responder  como reos de delincuencia organizada a título culposo.

En la ley derogada se preveía la prescripción de algunos delitos contemplados en su texto, en LOCDOFT los delitos son imprescriptibles.

Anteriormente se establecía una especie de catálogos de delitos específicos de dicha ley. En la actual Ley, se hace referencia a los delitos del Código Penal así como de otras leyes especiales que rijan la materia.

Pero, luego de hechas estas consideraciones, podemos notar que esta ley está mas centrada en el aspecto económico de lo que es la delincuencia organizada, y que castiga de manera tenue las actividades referidas al financiamiento al terrorismo. Pero, como ya lo hemos expresado, estamos observando el surgimiento de formas delictuales no habituales en la sociedad venezolana, y cometidos con una brutalidad y saña solamente comparables a la hermana Colombia y a las prácticas paramilitares.

Es por ello, que creo importante abrir un debate, es bueno, luego de la evaluación realizada por este humilde servidor, que se impulse, desde el pueblo, los movimientos sociales, el PSUV, PPT, PCV, REDES, El PRT, NCR, CRV, UPV, ORA, MEP y demás organizaciones políticas, a nuestra Asamblea Nacional, e incluso en uso de los poderes habilitantes que tienen nuestro Presidente obrero, Nicolás Maduro, una nueva Ley Antiterrorista, que castigue de manera ejemplarizante, no sólo a todos aquellos y aquellas que financien este tipo de actividades en contra de la especie humana, tanto a las personas naturales y/o jurídicas como lo consagra la ley vigente, sino también las conductas y las amenazas que conductas y prácticas terroristas puedan tener en aras de garantizar la sociedad justa y amante de la paz que soñamos.

Creo que este es un debate que tenemos que dar. Sin duda la ley antiterrorista por sí sola no resolverá el tema de la guarimba, y las prácticas paramilitares que se encuentran incipientes y pretenden ser inoculadas en nuestra sociedad, pero sería un buen inicio.

Estoy conteste en que hay que imprimir más socialismo a la economía venezolana y, en paralelo, golpear duramente al delito, a la trampa, al terrorismo, al paramilitarismo con robustas labores de inteligencia, infiltración y captura – sin impunidad judicial- , y con una vigorosa contraloría social por parte de las organizaciones de masas llamadas a defender la Revolución Bolivariana.

¡Bolívar Y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).