domingo, 12 de abril de 2015

La falta de seguimiento, control y evaluación es lo que puede matar esta Revolución

Sin duda, me siento orgulloso del tremendo discurso y de mucho de los discursos que ha dado el compañero Nicolás Maduro en los últimos tiempos. Sin duda, como lo dijo el Presidente del Estado plurinacional de Bolivia, Evo Morales: La agresión gringa a Venezuela, a través de la orden ejecutiva que dictó Barack Obama, contribuyó de manera importante a nuclear, cohesionar y nuclear al chavismo. Mientras tengamos una oposición tan torpe y sus amos imperiales sigan cometiendo este tipo de errores, la Revolución seguirá en el gobierno un buen rato.

Sin embargo, y muy importante la opinión que me han dado varios de mis lectores, no podemos descuidar el frente interno. Un frente con innumerables problemas, situaciones, dificultades, las cuales, si bien no negamos que la mayoría de ellas son inducidas, sin embargo, nuestro Gobierno, y nuestro pueblo, deben estar en capacidad de resolver los numerosos problemas que hoy nos afectan.

Fíjense como en mi último artículo, me permití denunciar la celebración de una reunión de seguridad de alcaldes opositores. Lo grave como lo señalé en ese escrito, no es la reunión de esos funcionarios, quienes también tienen competencias y atribuciones en materia de seguridad ciudadana. Pero realizarlas sin ni siquiera informar al ente rector en materia de prevención y seguridad ciudadana, como lo es el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, es muy grave.

También sobre la situación de las guarimbas en el estado Táchira, las cuales no han tenido mucha cobertura mediática. Eso también debe mantenernos alerta.

Pero, como el objeto es formular algunas críticas constructivas de nuestra Administración Pública y nuestro Estado como un todo, debemos volver a este tema, muy importante, a los fines de generar necesarias acciones que permitan enderezar el rumbo que pudiera parecer pérdido.

Si algo caracterizo la gestión del Comandante Supremo y Eterno, Presidente siempre invicto, Hugo Rafael Chávez Frías, es que no sólo era un hombre de muy buena retórica y discursos extraordinarios. Además de ello, era un hombre de palabra, que cumplía, congruente entre el decir y el hacer, además de establecer rigurosos y estrictos mecanismos de control y seguimiento, donde si bien entendiendo que todavía el Estado Burgués está intacto. Gracias a Chávez logramos avanzar en diversos órdenes, dotándonos de ciertos niveles de orden, organización y disciplina.

Entendemos que el Presidente Nicolás Maduro está poniendo el alma y hace esfuerzos inusitados por preservar el legado de amor y revolución de Hugo Chávez. Pero, no podemos decir lo mismo de muchos de sus colabores inmediatos y colaboradoras inmediatas, de muchos funcionarios y funcionarios públicos y funcionarias públicas, que carecen de manera grave de la cultura de servicio público a nuestro pueblo, y que en muchas ocasiones cumplen sus funciones con modorra, dejadez, falta de sensibilidad y amor a nuestro pueblo.

¿Donde quedó el objetivo general del Plan de la Patria 2.4.2. 3 referido al desarrollo de jornadas y procedimientos de interpelación popular sobre la gestión de los servidores públicos y servidoras públicas?

¿Donde quedó el objetivo general del Plan de la Patria 2.4.2.2 referido a la multiplicación de los mecanismos que permitan al Poder Popular ejercer su capacidad y potestad en la prevención, vigilancia, supervisión y acompañamiento en la gestión de los fondos públicos, organismos de la administración pública y en las mismas instancias del Poder Popular?

¿Donde quedó el objetivo general del Plan de la Patria 2.4.2. 1 referido a la ampliación de los mecanismos de contraloría social para resguardar los intereses colectivos, fomentando la nueva ética revolucionaria en el desempeño de las funciones públicas?

¿Donde quedó el objetivo general del Plan de la Patria 2.4.1. 2 referido al desarrollo de una batalla frontal contra las diversas formas de corrupción, fortaleciendo las instituciones del Estado, fomentando la participación protagónica del Poder Popular, promoviendo la transparencia y automatización de la gestión pública, así como los mecanismos legales de sanción penal, administrativa, civil y disciplinaria contra las lesiones o el manejo inadecuado de fondos públicos?

Éstas son solo muestras de un botón que es necesario revisar y formular, sobre todo uno que conversa y habla con tantas personas de nuestro pueblo.

En una oportunidad, y luego de regresar de unas micro vacaciones de las que disfrutamos todos del asueto de la Semana Santa, me correspondió participar en una actividad de la institución donde laboro, y que me reservo mencionarla. Particularmente había entendido que dicha actividad era del Movimiento de Cuadros Políticos de Trabajadores y Trabajadoras de dicha institución, la cual se identifica con el proceso. Desde mi punto de vista, observe innumerables fallas y me permití hacer las observaciones y críticas que me parecieron, entendiendo que era una actividad de un colectivo político de toda la institución, pero en realidad se trato de la actividad política de una dirección de esa institución, pero que involucro a otras. Pero esa parte nunca fue aclarada, porque a veces hay fronteras tenues y afán de divismo, que no es lo mismo que de protagonismo, este último producto de la consecuencia de la lucha y el trabajo.

Comparto plenamente lo expresado por Ernesto "Ché" Guevara, quien señaló que la revolución no debe estar reñida de la calidad, y como lo ha expresado Enrique Dussel: "el socialismo debe ser humanamente gratificante". Además, y como lo señaló Bolívar, "donde estoy, estoy completo".

Y sobre todo, ser un poco como el caudillo oriental, José Gervasio Artigas, quien señaló: "Con la verdad ni ofendo ni temo", donde hice críticas a lo metodológico de la actividad, a la falta de generación de saldos organizativos y de sistematización, de direccionalidad política en muchas de las actividades de nuestras instituciones y de nuestra Revolución como un todo.

Tal vez en fragmentos de esas observaciones, hice mención de personas y se entendió que este servidor y el equipo al cual pertenece este articulista se entendió como que organizábamos mejor los eventos que los que asumieron el evento actual. Si así fue como se entendió el mensaje, fue un error de mi parte ahí, y ruego me disculpen, pues no fue esa la intención, pero sí quise mostrar y llamar la atención sobre una experiencia que puede ser tomada como referencia, a los fines de poder corregir fallas y errores.

De igual manera cuando hay Movimientos que involucran diferentes direcciones y organismos en nuestras instituciones, o cuando se arman "colectivo de colectivos". Si no hay una comunicación real y efectiva, además de establecer los mecanismos de coordinación entre todos, pues ocurrirá que todo el mundo se considerará con el derecho de hacer lo que crea que esta bien y es correcto, generando desórdenes, malos entendidos, roces innecesarios, etc.

A veces también en actividades y acciones que realizamos, confundimos la flexibilidad con el relajo. Además que en muchas de nuestras instituciones no cumplen con la formulación de los manuales de normas y procedimientos ni de los manuales descriptivos de clases y cargos, donde deberían definirse claramente las funciones de cada uno de los servidores públicos y servidoras públicas, incumpliendo nuestro ordenamiento jurídico vigente. ¿Y la Contraloría General de la República y el Sistema Nacional de Control Fiscal? Bien, gracias.

No olvidemos lo que José Martí, prócer de la independencia cubana decía: " La palabra motiva, pero el ejemplo convence", y la Biblia escrito está: "La fe sin obras es muerta", y un sabio dicho señala: "Obras son amores y no buenas razones". No basta un discurso con buena retórica si nuestra Administración Pública y nuestro Estado como un todo no da respuesta a las innumerables necesidades de nuestro pueblo.

Sé que hay dinámicas y circunstancias que nos obligan a actuar de cierta y determinada manera, pero, como un amigo me dijo en una oportunidad: "no descuidemos lo importante por lo urgente".

A aquel compañero que me hizo unas observaciones viscerales sobre mis criticas, pero de las cuales jamás respondió al fondo de la misma, solo algunas aclaratorias: No es un problema de celos, puesto que desde muy joven he estado en puestos de responsabilidad y un cargo no me quita el sueño, hacer la Revolución Bolivariana irreversible sí. Me parece grave y triste que se utilice el discurso de las fallas y errores para seguirlas cometiendo, en vez de hacer un propósito de enmienda. Entonces compañero, usted no conoce el pensamiento de Chávez, que era muy severo con las fallas y meticuloso con los detalles. En estos momentos, un descuido de algún detalle, de improvisaciones, de falta de definición de roles que para algunos pudieran parecer insignificantes, pudiera costarnos una Revolución que ha costado bastante sangre, sudor y lágrimas.

Definitivamente, y ya para ir culminando estos modestos aportes, creo que el gran problema que debe enfrentar el Presidente Maduro y nosotros como pueblo es que decisión que se tome, política que se implemente, promesa que se haga, debe ser sometida estrictamente a mecanismos severos de control, seguimiento y evaluación. Debemos resolver problemas y tener gestión, sino, nuestro pueblo nos lo va a demandar.

Hay que imponer de manera definitiva la autoridad del Estado, o se gobierna o no se gobierna. No pido que haya represión ni arbitrariedades como en la Cuarta República, pues esa no es la solución. Pero, y particularmente yo, he notado cierta dejadez, se aplica la filosofía de "laissez faire, laissez passer", expresión francesa que significa: "Dejar hacer, Dejar pasar". Es decir, como que se apoderara dentro de nuestra Administración Pública y del Estado una especie de conformismo, y este conformismo se traduce en no resolución y por ende acumulación de los problemas, ineficiencia, ineficacia, burocratismo, corrupción, impunidad y todos los males del Estado Burgués, engendrado por el sistema capitalismo. Debemos tener mucho cuidado con esto.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen! 
¡No hay socialismo sin Maduro! ¡No hay Maduro sin Socialismo!
¡Hasta la victoria Siempre! 
¡Independencia y Patria Socialista! 
¡Viviremos y Venceremos! 

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).