martes, 7 de julio de 2015

Brillante Discurso del Presidente Maduro en la Asamblea Nacional por el Esequibo

Finalmente en el día de ayer lunes 6 de julio, el Presidente Obrero Nicolás Maduro presentó ante el foro político por excelencia de nuestro país, su alocución soberana referida a toda la campaña que se ha montado en contra de Venezuela, exacerbando la reclamación histórica y justa de nuestro país con respecto al territorio Esequibo.


Una de las cosas que creo debemos tener es racionalidad y raciocinio para hacer nuestras evaluaciones y apreciaciones. A Nicolás Maduro hay muchas cosas que criticarle y podemos estar molestos con las ejecutorias o falta de ejecutorias con respecto a ciertas y determinadas acciones de su Gobierno. Pero también hay que darle los méritos y aplaudirlo cuando haya que hacerlo, y lo de ayer es una de esas oportunidades para aplaudirlo.

Sin duda que seis años y medio que tuvo como Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores del Gigante Chávez le sirvieron de mucho a Maduro para la tremenda disertación y la tremenda clase de política exterior que dio en el día de ayer ante nuestro país desde la Asamblea Nacional. Guardando las distancias con el Comandante Supremo, tanto a Chávez como Maduro, la derecha y cierta izquierda "exquisita", ciertos intelectualoides de cafetín, cometen un mismo y grave error: Subestimaron a Chávez y hoy en día subestiman a Maduro. Y es por ello que en sus análisis se estrellan. Y justo es conceder honor a quien honor merece.

El tema del territorio Esequibo es un tema de Estado que va mucho más allá de ser chavista o antichavista. Como lo dijo Maduro ayer: "Tenemos que convertirnos en los constructores del sueño de nuestros libertadores y libertadoras".

Y ayer mientras escuchaba a nuestro Presidente Obrero y Autobusero (y esto último lo coloco con orgullo y como reconocimiento a ese sujeto histórico que es la clase obrera que estuvo expresada en nuestro Primer Mandatario Nacional) y veía a los diputados de la supuesta oposición a nuestro Gobierno, me dio tristeza, y me hice esta reflexión, que me permito compartir con todas y todos ustedes. Se puede hacer oposición y adversar un proyecto político, en Venezuela están dadas todas las garantías políticas y democráticas para estar en contra del proyecto y las banderas que enarbola la Revolución Bolivariana. Mas no se puede estar en contra de la Patria.

Ayer llegué a la conclusión, me disculpan si esto puede parecer duro, que en la Asamblea Nacional, y salvo muy contadas y honrosas excepciones, no hay diputados opositores, sino apátridas. Por eso, el careo, el literal regaño que les hizo el Presidente Maduro a la bancada de la derecha que hace vida en la Asamblea Nacional ante su desencanto por el mensaje que éste dio ayer ante las amenazas contra nuestro país, no pudo estar más acorde y se realizo en el momento más oportuno, porque no se puede ser tan miserable contra el suelo donde supuestamente estos "representantes del pueblo" nacieron.

Muy triste papel jugaron estos diputados apátridas, y me disculpan de antemano las contadas y honrosas excepciones que sé que las hay, que no aclamen la defensa de la soberanía. Que en una actitud que ni sus hijos les perdonarían, y por solo llevar la contraria, prefieren entregar el Esequibo.

No hay calificativos ni palabras que puedan describir la actitud de estos supuestos "intérpretes de nuestro pueblo", que nada dicen sobre estas amenazas, sobre estas agresiones contra esta Patria que es también la de ellos, de toda esta conspiración que busca fundamentalmente el desmontaje del Estado de Bienestar que hemos construido con la Revolución Bolivariana, y establecer un modelo de barbarie que representa el neoliberalismo, el capitalismo.

Del desarrollo de la Sesión Especial de la Asamblea Nacional, donde el Presidente Maduro fijó la posición de Venezuela respecto a la reclamación de nuestro Esequibo, se desprenden las siguientes medidas: "Maduro firma primera Ley para Asuntos Limítrofes vía Ley Habilitante"; "Maduro llama a consulta a embajadora en Guyana y pide una revisión integral de las relaciones"; "Maduro convocó una comisión que solicitará a la Celac una reunión de diálogo entre Venezuela y Guyana"; "Maduro denuncia la activación de un plan de provocación contra el país desde el extranjero"; "La Fanb respalda de manera irrestricta la postura patriótica y valiente de Maduro"; Rodríguez: "Defenderemos con firmeza derechos de Venezuela frente a pretensiones imperiales"; Maduro: "Jamás en la historia de Colombia y Venezuela tendremos un conflicto armado"; "Maduro pide intervención de la ONU para la activación del mecanismo del Buen Oficiante". Medidas todas estas que creo deben ser apoyadas por todos los venezolanos y venezolanas de buena voluntad, esto debe unirnos y movilizarnos por nuestro país.

Venezuela siempre ejerció soberanía plena sobre el Esequibo. Debemos hacer mayores esfuerzos porque cada vez más venezolanos y venezolanas deben estar informados de lo que fue el despojo de este territorio venezolano.

Que me iba a imaginar  yo, y por razones que no vienen al caso en este escrito, cuando conocí el sur de Bolívar (Upata, El Palmar, Guasipati, El Callao, Tumeremo, El Dorado, El Kilómetro 88, San Francisco de Turumbán, Luepa, Santa Elena de Uairén) pero sobre todo en Tumeremo, estaba en frente del Esequibo. Ojalá me alcance la vida para poder pasar hacia esas tierras que también son venezolanas, como lo dice el Coronel (r) Pompeyo Torrealba, experto en temas del Esequibo, en la extraordinaria entrevista concedida a Aporrea.org.

Siempre el objetivo de la Revolución Bolivariana es la paz , la paz nacional y la paz de la región de la América Latinocaribeña. Y reiterar, que no tenemos nada en contra del pueblo guyanés, que es un pueblo hermano. Hay que estar muy claros que detrás de todas estas campañas y provocaciones está la mano de los halcones del Pentágono, e intereses de las grandes transnacionales, además la estrategia  de "tenaza" que hemos denunciado algunos articulistas y señalado en su intervención de ayer por el Presidente Nicolás Maduro.

Ya no me resulta increíble que los diputados de la derecha, salvo excepciones, no aplaudieran el pedido de Unidad Nacional en torno a este tema pedido por el Presidente Maduro. ¿No querían el Esequibo? ¿Y entonces? Incluso,algunos de los diputados apátridas trataron de montar un "show" para sabotear la alocución del Primer Mandatario Nacional en el día de ayer desde nuestro Parlamento.

En realidad, y ya para concluir, muy buena y extraordinaria la intervención de Nicolás Maduro, Presidente Obrero, Autobusero, leal al legado de Chávez. Ese es el Presidente que quiere ver nuestro pueblo en lo económico, en lo político, en lo social, en la lucha contra la corrupción y la delincuencia.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).