lunes, 30 de junio de 2014

Se creció el Presidente Nicolás Maduro

En mi último artículo titulado "Mientras nos matamos entre nosotros, en esto andan nuestros enemigos", publicado en aporrea.org en el siguiente enlace http://www.aporrea.org/actualidad/a190657.html .Había señalado, para no hacer tan larga esta exposición que mientras algunos analistas políticos insistían en la diatriba pública suscitada por el documento de Giordani y la carta de Navarro versus las respuestas dadas por el Presidente Nicolás Maduro, y que los señalamientos de parte y parte se veían desde mi punto de vista un tanto inmaduros, pues bien la realidad, que no es bonita ni fea, sino que esta allí, a veces imperterrita y terca, demuestra la veracidad de las afirmaciones formuladas en dicho artículo.
Además de las predicciones de Meredith Montero y del incendio de un autobús de CVG Venalum hace unos días, habría que agregarle algunos conatos de guarimbas en Altamira, y ataques sufridos a la sede de la Fiscalía General de la República, además del apagón en 12 estados de nuestra geografía nacional. Por lo que se hace presumir que una nueva arremetida fascista, probablemente después que termine el mundial de fútbol, probablemente antes parece empezar a despuntar.También es bueno acotar, que pareciera que nos hacen falta estas cachetadas para que reaccionemos.

En estos momentos de dificultades en el país, me quiero permitir, como ya lo he hecho en anteriores oportunidades, formular algunas reflexiones y comentarios que creo que son necesarios hacerlos en estos momentos.

En términos psicológicos, el ego representa un conjunto de sentimientos tales como la fama, el poder, el machismo, el consumo de sustancias, dinero y consumismo. En cambio el Yo representa el amor de pareja, la amistad, el amor a los padres, el amor a los hijos, la conciencia, la ecología y el amor revolucionario.

Si algo hay que reconocerle a nuestro Gigante de Sabaneta y eterno comandante en jefe es que sus discursos estaban basados en el Yo psicológico que hemos definido más arriba, que se convierte en NOSOTROS, y no desde el ego, y es una de las lecciones y de los legados más grandes que él nos haya podido dejar.

Tanto Jorge Giordani como el Presidente Nicolás Maduro, desde las razones que pudieran tener ambos, en esta diatriba que de alguna manera nos hizo daño y afecto, hablaron desde el ego y no desde el yo, lo cual es muy peligroso porque de ahí al discurso del fascismo lo separa un fino borde.Pero no por ello,ambos, pese a sus diferencias y matices, dejan de ser revolucionarios, bolivarianos, socialistas, antiimperialistas y chavistas.

No se trata de dar vacaciones al debate y de acallar las voces de la necesaria autocrítica y crítica revolucionaria, sino que no perdamos las perspectivas ni nos gastemos todas nuestras energías en ello. Debemos si propiciar los espacios, las formas y los momentos para hacerlas, y aterrizando en acciones que contribuyan en la corrección de errores y fallas que tenemos. Incluso cuando haya que hacer catarsis de cuando en cuando, pues la hacemos también.

Pues bien, en ese marco, en el día de ayer, en el marco de la celebración del Día Nacional del Periodista y de la entrega al premio nacional de periodismo, el Presidente Nicolás Maduro, en cadena nacional de radio y televisión expresó lo siguiente:

"A nosotros nos han impuesto un modelo comunicacional para mantener a la sociedad en zozobra permanente, para mantener desestabilizado el poder político, para llevar a nuestro pueblo nuevamente a la situación de desmoralización; para que nuestro pueblo pierda la creencia y la fe en sí mismo, en su capacidad de ser poder y de hacer, desde el poder, una nueva sociedad."

"¡Hacia allá va la guerra psicológica! ¡Para quitarnos la fe colectiva de que sí podemos construir una nueva sociedad, y de que tenemos la capacidad para superar cualquier problema y dificultad! ¿No la vamos a tener? Sea el problema de la característica que se nos venga… social, económico, político," dijo.

Indicó Maduro: "Una sociedad política, ¿cómo no va a tener problemas políticos? Tiene conflictos de diverso signo, llamados por algunos teóricos 'contradicciones antagónicas de la sociedad'. Así las llamaba Mao Tse-Tung. O las 'contradicciones en el seno del pueblo', así las llamaba Mao Tse-Tung. Inclusive sacó un manual de cómo tratarlas una por una".

"Hace falta releer ese manual, para conducir correctamente las contradicciones que han surgido entre nosotros, y poder dar un salto de reunificación con algunos compañeros, sin lugar a dudas revolucionarios y chavistas, con los cuales hemos tenido diferencias", señaló el Presidente, posiblemente en tácita referencia al exministro Jorge Giordani, quien publicó una carta tras su salida del gabinete dando a conocer varios desacuerdos en el área económica durante su gestión, y a varios otros que se han solidarizado con él (entre ellos Héctor Navarro, Víctor Álvarez y Ana Elisa Osorio).

"Yo llamo a la reunificación de todo el pueblo en base al Plan de la Patria, al ideal y al legado de nuestro comandante Chávez, a dar los pasos sinceros más allá de los problemas, de las palabras que nos digamos. ¡Aquí no sobra nadie, aquí nos necesitamos todos y todas, con la crítica, con la idea, con la propuesta y a construir la lealtad colectiva a un proyecto!", enfatizó el jefe de Estado, quien fue fuertemente aplaudido por el anuncio. "¿Por qué ustedes aplauden esa idea tanto?", preguntó entre risas.

Además de ello, el Presidente Maduro señaló que entre el 1 al 15 de julio se hará una revisión exhaustiva del Gobierno Bolivariano. Se revisará uno por uno los presupuestos, ministerio por ministerio, proyecto por proyecto, meta por meta. Será una reestructuración global del gobierno y del sistema de gobierno para articularlo con eficiencia máxima. Para revisar todo el Plan de la Patria, las metas cumplidas, lo que no se ha cumplido y el por que no se ha cumplido, y decirle a nuestro país todo lo que haya que cambiar.

Pero lo más importante, fue el llamado del Presidente Maduro a pasar la página de las peleas y las cartas. Ahora, la mano está extendida y el abrazo listo para dárselo a todos los compañeros que hicieron esto, que hicieron aquello. Y seguir el rumbo, el camino, la unificación de las fuerzas revolucionarias es lo más importante que hay que cuidar. Y construir lealtades colectivas, con el legado del Comandante Chávez. ¡Firmes, inconmovibles, con el proyecto revolucionario, con el pueblo de Venezuela, que es quien nos exige la lealtad y la disciplina máxima!"

Pues bien, esto es un gesto de humildad, un gesto de nobleza y grandeza del Presidente Maduro, un gesto chavista de revisarse, de rectificar para reimpulsar la revolución. Un gesto de un verdadero líder, y yo a través de estas líneas quiero saludar y aplaudir este gesto.

Nicolás Maduro con este gesto, no habló como Presidente de la República, habló como líder y conductor de nuestra Revolución Bolivariana, sus discurso fue muy asertivo e hizo lo que Chávez y nuestro pueblo esperaba de él. Un verdadero gesto de grandeza que no podemos menospreciar ni despreciar de ninguna manera.

Y aún así, me parece muy sensata y muy esperada la invitación que nos hace el compañero, camarada y Presidente Nicolás Maduro.Y la acompañamos.

Preparémonos para el Congreso de nuestro PSUV para debatir nuestras posiciones, nuestras críticas, nuestras observaciones, pero que esas críticas,autocríticas y observaciones no estén por encima de la necesaria unidad entre revolucionarios y revolucionarias.Vienen momentos díficiles y el único antídoto que nos permitirá derrotar las dificultades y asechanzas futuras es en base a la organización y a la unidad.

Por eso, aplausos para Maduro, y que gestos como este se repitan.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡No hay Maduro sin Socialismo, No hay Socialismo sin Maduro!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).