martes, 10 de marzo de 2015

De una musulmana Venezolana

Estar bajo amenaza del imperio sionista-genocida no es fácil, ayer corrió mucha información, la derecha apátrida como siempre, cómplice complaciente guardó silencio 

¿Será que esta gente estúpida de cerebros vacíos, con la única neurona que les queda achicharrada por el odio y ansias de poder, creerán en verdad que los cohetes, balas y misiles son tan inteligente como para dirigirse exclusivamente a los chavistas? Que ilusos

¿Será que que sus continuos viajes al extranjero les impide sentarse frente a un televisor y mirar la devastación que ha dejado el hambre guerrerista en muchos países de latinoamérica y oriente medio? 

¿Será posible que la oposición en su silencio prefiera un país destruido que una patria floreciente? Pobres hijos de la inconsciencia que hacen oda al demonio que les susurra al oído en la miseria se vive mejor.

Sin embargo, nosotros, los herederos de Guaicaipuro, héroes independentistas y alumnos de Chávez, nos negamos a regalar nuestros recursos en forma cobarde o temerosos. Preferimos luchar por esta tierra de gracia con cualidades geográficas que no existen en ningún otro país del mundo.

No estamos dispuestos a renunciar a nuestros recursos energéticos, a nuestra paz que siempre nos ha caracterizado. Si tenemos que perder la vida para que las generaciones futuras vean un país pujante, lo haremos sin temor y sin duda de que el sacrificio es el correcto.

Ahora si cabe el dicho: Patria Socialista o muerte.


@CelisLaChavista