martes, 10 de marzo de 2015

Si vis pacem, para bellum

El significado de ese aforismo latino con el que decidí titular el artículo que escribo, en perfecto e inteligible castellano es: "Si quieres la paz, preparate para la guerra". Éste aforismo romano, fue en innumerables ocasiones repetido y parafraseado por nuestro Comandante Eterno y Supremo, Hugo Chávez Frías, a propósito de estar recordando por estos días, los dos años de su partida física y de su siembra en el Cuartel de la Montaña, donde empezó todo.
Necesario es, desde mi punto de vista, hacer algunas consideraciones que sirvan de introducción a las razones que me impulsaron a escribir el presente artículo.

En la medida que el capitalismo se engulle en su propia crisis estructural como sistema hegemónico alimentado por un voraz consumo de los recursos naturales, las relaciones sociales, económicas, políticas y ambientales han venido transformándose en detrimento y exterminio de toda forma de vida en el planeta. Es en esta coyuntura histórica cuando los movimientos populares se han convertido en expresión legítima de propuesta de un modelo distinto basado en una relación de convivencia y paz plena de los pueblos. No es casual que Países como: Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua entre otros, se conviertan en blanco de agresión por el imperialismo, no sólo por estar dirigidos por gobiernos progresistas y de izquierda, sino porque sus mecanismos de participación democrática basados en el protagonismo del Pueblo ha permitido que los movimientos populares asuman su rol de clase y dirijan los procesos de transformación que atentan contra los intereses del Gran Capital.

Ya a dos años desde la partida de nuestro comandante Supremo y líder eterno de la Revolución Bolivariana HUGO CHAVEZ, podemos ver cómo hemos sido sometidos el pueblo venezolano a la brutal arremetida y agresión imperialista del gobierno estadounidense y de sus aliados, acontecimientos ocurridos en los últimos días en nuestra Patria Venezuela. Nos lleva a reflexionar y a manifestar nuestra voz ante tales agresiones.

Nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros develó un golpe de Estado sanguinario que incluía el cobarde bombardeo a la bravía ciudad de Caracas. Las evidencias demuestran que el golpe de Estado y el bombardeo contra nuestro pueblo fueron claramente ordenados y financiados por la extrema derecha de Estados Unidos e instrumentada por la oligarquía colombiana y por facciones fascistas de Voluntad Popular y de otras fuerzas oscuras y retrógradas que conspiran en la mal llamada "Mesa de la Unidad Democrática". Este acto terrorista no se planteaba distinguir entre adultos y niños, civiles y militares. El objetivo era – y es- sembrar nuestra Patria de dolor, de terror, y "escarmentarnos" por el solo atrevimiento de asumir nuestro destino soberano y trabajar en paz en la construcción de una Patria más justa, en la promoción de un Estado democrático y social, de Derecho, pero sobre todo de justicia.

En Latinoamérica, el proceso bolivariano con el ALBA, UNASUR, CELAC, MERCOSUR, ha generado una exitosa y auténtica unión sin sumisión frente al imperio, conquistando la integración económica, política, social y cultural de la región apoyado en la complementariedad y soberanía de los Estados participantes.Por esto es la repercusión de la revolución bolivariana que se convirtió en la guía para los pueblos explotados y oprimidos por su proyecto de construcción del socialismo y su definición antiimperialista, con políticas de construcción en beneficio de los pueblos, contrarias a las actuaciones guerreristas con fines de dominación explotación y control de los recursos naturales.

No solo sabotean la economía de nuestra nación y juega con las necesidades de las y los venezolanos, sino también pretenden poner en marcha un golpe de estado iniciando con esta guerra económica, el detonante de este plan sería la publicación de un documento llamado "para la transición" suscrito por factores y miembros de la derecha venezolana. Estos golpistas y nefastos personeros fueron ya señalados y se les aplicaran cargos por conspiración y delinquir contra la nación.

Venezuela en particular, luego del Golpe de Estado en el 2002 y aún más desde la siembra del Comandante Chávez en 2.013, vive uno de los procesos de sabotaje y agresión imperialista más salvajes y permanentes que haya vivido país alguno en el continente, llevado a cabo con la complicidad de familias y organizaciones políticas que han vivido desde el proceso de colonización europea hasta el actual posicionamiento del Imperialismo, un periodo de bonanza y privilegios a cuesta del sufrimiento de los pueblos. Es indudable que tan criminales actores no sólo se ven afectados por el papel que vienen asumiendo los movimientos populares, sino porque además se suma la lealtad y el apego histórico de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al proceso de Liberación Popular llevado a cabo por nuestros Libertadores.

Lo que está ocurriendo con Venezuela no es sólo expresión de lo ocurrido en el Chile de Allende, también hay que recordar la arremetida norteamericana contra Nicaragua en la etapa del Sandinismo en los años 70 y 80, donde el imperialismo decidió defender los intereses de un puñado de las familias más ricas de ese momento contra los intereses democráticos populares. En esa circunstancia Nicaragua fue rodeada de bases militares, donde el territorio Hondureño jugó de porta-avión para la invasión por paramilitares, lo cual generó una guerra de más de 10 años y un saldo de más de 70.000 muertes.

Hoy al imperialismo se le presenta la misma situación con Venezuela: O apoyan a las 50 familias oligárquicas o permiten la consolidación de un proceso de transformación democrático popular. Tal como ocurrió en Nicaragua, el territorio Colombiano se convierte en brazo agresor peor que Honduras en su momento, ya que estos en el nefasto gobierno de Uribe Vélez incorporan siete nuevas bases militares estadounidenses, dando la impresión de ser una política de Estado, donde la oligarquía Venezolana y Colombiana se unen en la agresión a nuestro País; sin contar que estamos acechados por la cuarta flota estadounidense muy cercana a las costas de Falcón.

Toda esta escalada se ha venido profundizando con la llegada al Poder por el Presidente Obrero Nicolás Maduro, quien nunca ha sido reconocido por los Estados Unidos ni por la oligarquía. En el proceso de alertar al Pueblo y cumpliendo con la política de calle, Maduro ha venido informando al Poder Popular Civil y Militar sobre la agresión de que somos objeto, ha planteado la defensa irrestricta de la Patria. Es en este momento donde los Colectivos y Movimientos Populares no podemos ser indiferentes al llamado y sobre todo donde la Clase Obrera juega un papel fundamental reafirmando su obligación histórica de producir y luchar.

Creo que en los casi dos (2) años que tiene Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ésta coyuntura es el momento más crítico que nos ha tocado afrontar como Gobierno y como pueblo. Las acciones desestabilizadoras se profundizan y van en escalada y no debemos bajar la guardia.

Pienso que la derecha esta resteada y sus objetivos los tienen bien claros: Generar hechos de violencia para propiciar una intervención extranjera yanqui en nuestro país. Por eso, las denuncias formuladas por el Presidente Nicolás Maduro e integrantes del Alto Mando Político de la Revolución, lejos de contener o disuadir la arremetida golpista, más bien la ha alebrestado aún más.

Esta derecha fascista y violenta está acelerando sus planes. Estados Unidos concentra sus ataques porque debe dar al traste con el Gobierno Bolivariano que lidera Nicolás Maduro, y "yugular" el ejemplo de la Revolución Bolivariana. Pienso que en la planificación golpista, abril será un mes decisivo y definitorio para estos sectores desestabilizadores. Están apurados en derrocarnos porque saben que por la vía electoral no alcanzarán el poder en nuestro país.

Debemos destacar en nuestro análisis, las muy importantes revelaciones de Mario Silva sobre la dimensión de los ataques en contra de la Revolución Bolivariana. Cifras interesantes, haciendo referencia a lo comentado por Larissa Costas en su micro "A un click", que transmite Venezolana de Televisión, lunes, martes, jueves y viernes a las 10 pm.

Dichas cifras refieren que en los dos años de gobierno de Nicolás Maduro, se han desatado, a través de las redes sociales digitales, más de trece millones quinientas mil (13.500.000) operaciones psicológicas y "meta mensajes" en su contra. Mientras, de 1998 hasta 2012, con la llegada del Comandante Hugo Chávez al Gobierno, se ejecutaron unas nueve millones (9.000.000) de operaciones psicológicas y "meta mensajes". Esto nos da unas veinticuatro millones quinientas mil (24.500.000) operaciones psicológicas y meta mensajes en contra de nuestra Revolución, en 16 años del Gobierno Bolivariano.

Y es en ese sentido que el periodista Arlenin Aguillón señala la significación del hablar en plural que tienen en estos momentos los medios de comunicación. Hay toda una operación psicológica para culpar al Gobierno de asesinar a varios estudiantes. Las operaciones psicológicas en marcha buscan impulsar la siguiente matriz: "Gobierno asesina estudiantes amparado en nueva ley". Esto es a propósito de la Resolución 8.610 del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, publicada en la Gaceta Oficial del 27 de enero del presente año. Todo esto, a propósito de un lamentable y repudiable hecho en San Cristóbal, estado Táchira, donde fue asesinado un estudiante. No obstante, la prensa insiste en "hablar" en plural.

Sin embargo, no podemos dejar de señalar en este análisis la captura de Antonio Ledezma. Cero impunidad. Ya tenemos al primero. El "malas pulgas" Antonio "vámpiro" Ledezma ya esta a buen resguardo para que se le castigue, con todo el peso de la ley, por su abierta participación en el reciente atentado golpista, por su autoría intelectual y material en la conspiración, junto a "ojos puyuos" López (preso), a Julio "cejitas" Borges y la "malinche" Machado. "¡Amanecerá y veremos!".

También cabe destacar, el sábado 28, en la masiva movilización revolucionaria, bolivariana, antiimperialista y chavista contra el fascismo, las agresiones del gobierno gringo contra la Patria de Bolívar y Chávez y en conmemoración de los veintiséis (26) años del "Caracazo", el Presidente Obrero, Nicolás Maduro realizo importantes anuncios, en respuesta a tales agresiones.

Los anuncios a los cuales nos referimos tienen que ver con las restricciones en el número de funcionarios diplomáticos estadounidenses en Venezuela, de acuerdo a los preceptos de la Convención de Viena; la norma de que todo ciudadano estadounidense para poder entrar al país debe solicitar visa y pagar el equivalente en bolívares al arancel que nos cobra en dólares la embajada estadounidense cuando un ciudadano venezolano tramita la visa gringa; se acabaron las "reuniones" de los funcionarios de esa embajada a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional, toda movilización y reunión que estos funcionarios quieran realizar en Venezuela, debe ser notificada previamente y autorizada por el Gobierno Bolivariano; y finalmente, la prohibición de entrada a nuestra nación a personajes tales como: George W. Bush, Ileana Ross-Lethinen, Marcos Rubio, entre otros.

Destacamos estas medidas de nuestro Gobierno, en primer lugar porque de acuerdo con el Derecho Internacional, lo que es recíproco es válido y permitido. Si nuestros funcionarios son agredidos diplomáticamente, lo más lógico es que Estado venezolano los defienda con medidas similares.

Son las primeras medidas que dicta el Gobierno Bolivariano, ante la permanente y sistemática agresión contra la Patria de Bolívar y Chávez. Sobre todo, teniendo claro que le hemos asestado un duro golpe a la conspiración. Pero no nos confiemos, ya que el plan Desestabilizador continúa, no cesa.

Y esto porque aún comentemos errores en lo estratégico que nos parecen graves. El primero, cuando el Presidente de la República, Nicolás Maduro, ha pretendido cambiar la frase: "Si quieres la paz, preparate para la paz". Hugo Chávez, nuestro líder eterno, era pacífico, no quería guerra ni conflictos, pero estaba muy claro de como "entrompar" a los yanquis: "Nuestra Revolución es pacífica, pero esta armada, y armada no sólo de ideas y argumentos, sino de tanques, de aviones de guerra y de fusiles que serán utilizados en contra de cualquier intruso que ose hollar el sagrado suelo de este territorio".

No comentamos el error histórico de otras revoluciones que, en aras de un pacifismo pacato, y me disculpan la expresión que voy a emplear, pajuo, fueron arrasadas por el imperialismo. Ejemplos, muchísimos, pero solo me referiré a dos: La Revolución Socialista de Chile, con Salvador Allende, de 1970 a 1973, la que llegó al poder con los votos, una Revolución Pacífica, pero totalmente desarmada, y si a eso le sumamos una Fuerza Armada elitesca, era evidente y hasta previsible el surgimiento de un Augusto Pinochet, ahí esta ese ejemplo histórico. El otro ejemplo, Libia, la de Muammar Gadafi, quien se hizo pana de Obama, de Nicolás Sarkozy y de otros tantos delincuentes con corbata que, no conformes con robarse 200 mil millones de dólares, que constituían las reservas internacionales de Libia, asesinaron a Gadafi, cometiendo el error estratégico de que en aras de la paz, y por tener estos "nuevos amigos", se desarmo prácticamente. Libia, que venía de ser el país con mayor desarrollo humano de África, el país que impulsaba la unión africana, con una riqueza sin igual y unas reservas de agua dulce inimaginables, hoy es un país dividido, destrozado, y aniquilado por el imperialismo.

Otro error es el manejo comunicacional errado desde mi punto de vista, sobre el documento "Acuerdo Nacional para la Transición" que sería detonante del atentado golpista denunciado por el Presidente Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez. Si bien el documento había que denunciarlo, compararlo con el contenido del acta del gobierno de Carmona "El Breve", era muy importante hacerlo. Pero de ahí a ponerse a "discutir" el documento, constituye un autogol para nosotros, porque significa, en primer lugar, que la derecha nos impuso la agenda y nos distrajo con su "trapo rojo", además que le hacemos el favor a los golpistas de difundir con carácter de viralidad, su propuesta y la promovemos, cosa que no deberíamos hacer. Yo más bien propondría buscar el artículo de Luiggino Bracci "El "Acuerdo para la Transición" de Machado, Ledezma y López: Lo que dice, y lo que no dice", ese si lo difundiría si de lo que se trata es de explicarle a nuestro pueblo los alcances de ese documento y lo que esta en juego en estos momentos en nuestro país.

Lo otro, es plantearme una serie de interrogantes, que me quiero permitir compartir con todas y todos ustedes: ¿Que ha ocurrido con las Milicias Obreras, con los Cuerpos de Combatientes dentro de los órganos que conforman la Administración Pública? ¿Realmente existen los planes de contingencia ante cualquier acto de sabotaje o agresión por parte del imperio en nuestro país? ¿Realmente estamos formando técnica y políticamente a los cuadros dirigenciales y gerenciales de nuestras instituciones públicas? ¿Hacemos un real y riguroso seguimiento de los planes, órdenes e instrucciones dadas por el Presidente Maduro, o nos quedamos en la mera retórica, en el mero discurso nada más? Son inquietudes que surgen y que espero que en colectivo podamos construir las respuestas.

Pero de algo si estoy convencido, y es que debemos preparar a nuestro pueblo para el combate. Ciertamente el pueblo venezolano es un pueblo pacífico, solidario, alegre, de convivencia solidaria, democrática y paz social. Pero también es un pueblo bravo, presto a defender sus logros y conquistas en el terreno donde los enemigos de la Patria planteen la refriega.

Simón Bolívar, nuestro padre de la Patria, en el marco de nuestra gesta emancipatoria y su carácter de venezolano de nacionalidad universal, cuando el incidente de las goletas estadounidenses "Tigris" y "Liberty", en respuesta a los improperios del agente gringo Juan Bautista Irving, que exigía la devolución de dichas goletas, que transportaban armas a los españoles por cierto, e indemnizaciones, escribió lo siguiente: "Le temo al Poder Supremo, cualquiera sea la forma que se le de (…) Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la Libertad… Los Estados Unidos como el amo del reino más poblado de América, sería bien pronto señor de toda la tierra; por fortuna, se ha visto con frecuencia un puñado de hombres libres vencer a imperios

"...protesto a usted que no permitiré que se ultraje ni desprecie el Gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndolos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra población y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende".

Carta de protesta del Libertador Simón Bolívar al Sr. Irvine, agente del gobierno Norte Americano. Angostura, 7 de Octubre de 1818.

En artículo escrito por Frank Llegas titulado "Soberanía, Revolución y Razones Sagradas para luchar", publicado en aporrea el 26 de febrero de 2015, señala algunas ideas muy importantes, que me permito transcribir a continuación:

"El diseño e instrumentación de planes tácticos y estratégicos verdaderamente efectivos para la defensa de la Soberanía Nacional y la profundización de la Revolución Bolivariana, principalísimas tareas instruidas por nuestro Presidente Nicolás Maduro Moros para enfrentar esta cada vez más irracional embestida imperial gringa contra la Patria, sin duda alguna pasa por paralelamente ir revitalizando en el ideario colectivo del pueblo venezolano, tanto en lo espiritual como en lo material, las "razones sagradas por las cuales luchar", por las cuales contender junto al Gobierno, por las cuales batallar en las calles, convencidos y con conciencia, en cualquier escenario de agresión que nos planteen fuerzas extranjeras o el pitiyanquismo "quinta columna" enquistado en la nación."
Se trata, no sólo de enarbolar, por enarbolar, conceptos como "Socialismo" o "Revolución", o de recuperar los "repertorios simbólicos" del Chavismo únicamente, tal como lo señalan algunos analistas, sino de reposicionar en el corazón y las mentes de nuestros compatriotas la vocación libertaria, solidaria, esperanzadora, cooperativista, de hermandad, de bienestar socioeconómico y de conciencia del deber social que nos legó el accionar revolucionario del Comandante Hugo Chávez. Esta es la conducta a seguir. Hacia allá debemos dirigimos, de la mano del Alto Mando Político-Militar de la Revolución.

Es el rescate de los valores altruistas necesarios para la construcción de un mundo de iguales, donde se privilegien las capacidades y donde todos podamos vivir como hermanos; y es la protección de las conquistas materiales alcanzadas durante estos 15 años en Revolución, a pesar de que hoy se haya desdibujado la relación esfuerzo-logro y que estas reivindicaciones se hayan traducido en consumismo desenfrenado, y más allá, en trabas mercenarias como la especulación y el acaparamiento, entre otras lacras."

En estos momentos en Venezuela estamos en guerra, solo que es de manera no convencional, la situación de la no consecución de productos, de limitación de la movilización, del acaparamiento, la especulación y boicot a nuestra economía, más la guarimba y los asesinatos selectivos, son prueba más que fehaciente de estas aseveraciones. La intervención militar siempre es el último peldaño de acuerdo a los manuales gringos, y sin descartarla para el caso de Venezuela, sin embargo, creemos que en este instante no le están dadas las condiciones al gobierno de EEUU para hacerlo en la Patria de Bolívar y Chávez.

Sin embargo, no lo olvidemos: "Si vis pacem, para bellum".

¡Bolívar y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡No hay Maduro sin Socialismo! ¡No hay Socialismo sin Maduro!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).